Skip to main content
Configurar el futuro digital de Europa

Los datos están en todas partes y están creciendo a un ritmo sin precedentes. La Comisión ha desarrollado una estrategia europea de datos para ayudarnos a liberar sus beneficios.

    Representación visual de los datos

© iStock by Getty Images

Estrategia de datos: Un plan para un modelo de datos de la UE

Los datos son un componente esencial de las sociedades modernas, y constantemente producimos más de ellos: los ciudadanos crean datos mientras navegan por Internet, reservan viajes o compran ropa en línea, y los organismos públicos generan datos del seguimiento del clima y el monitoreo del tráfico. Por lo tanto, es posible que no se sorprenda al escuchar que se espera que la cantidad de datos que existe se multiplique por cinco entre 2018 y 2025.

En la era digital, somos capaces de procesar estas grandes cantidades de datos más rápido de lo que nunca imaginamos y ponerlos en una variedad casi infinita de usos. Utilizados correctamente, los datos pueden aportar beneficios a los ciudadanos, como medicamentos personalizados, servicios públicos más baratos, transporte público más seguro y más limpio, y mucho más.

Los datos son un motor de innovación para que las industrias y las pymes desarrollen nuevos productos y servicios. Los datos también contribuyen al Pacto Verde Europeo: ayuda a proteger nuestro planeta optimizando nuestra eficiencia energética y reduciendo nuestra huella de carbono. Al recopilar información sobre el medio ambiente, los datos pueden ayudarnos a combatir emergencias climáticas, como inundaciones e incendios forestales. Y, al monitorear el consumo de energía de edificios y automóviles, los datos pueden ayudarnos a reducir nuestra producción de carbono. 

Para aprovechar este potencial, los datos deben compartirse de forma fiable respetando las normas y los valores de la UE. Por ejemplo, en el ámbito de la protección de datos y el respeto de la propiedad intelectual y los secretos comerciales. Por lo tanto, nuestra iniciativa consiste en crear un marco con directrices explícitas -un mercado único europeo de datos- que equilibre la apertura con la soberanía. Esta iniciativa está preparada para servir de catalizador para la innovación y la creación de nuevos puestos de trabajo.

En 2020, una era transformadora para los datos comenzó con la introducción de la estrategia europea de datos en febrero. Esta estrategia delineó iniciativas destinadas a aprovechar plenamente el potencial de los datos. Incluye medidas para garantizar la protección de los datos, garantizando un almacenamiento seguro y confiable. Además, la estrategia establece objetivos y reglamentos distintos para aprovechar de manera transparente y fiable los datos en beneficio de los ciudadanos, las empresas, los investigadores y las administraciones públicas.

Los elementos clave de la estrategia europea de datos incluyen:

  • permitir que los datos circulen libremente dentro de la UE y entre sectores;
  • superar los obstáculos al intercambio, a través de infraestructuras técnicas, normas jurídicas y directrices éticas;
  • fomentar el desarrollo de colecciones de datos sectoriales;
  • garantizar la autonomía de la UE en la prestación de servicios europeos en la nube.

¿Qué se ha logrado hasta ahora?

La Ley de Gobernanza de Datos (en vigor desde septiembre de 2023) tiene por objeto facilitar el intercambio de datos en toda la UE y entre sectores para crear crecimiento, aumentar el control y la confianza tanto de los ciudadanos como de las empresas en relación con sus datos. También forma parte de los esfuerzos de la UE por establecer un modelo europeo para el tratamiento de datos, una alternativa a las prácticas empleadas por las principales plataformas tecnológicas. Este hito en la política de datos también promueve el desarrollo de espacios de datos europeos, impulsando el intercambio de datos en diversos ámbitos, incluidos la energía, la movilidad, la salud y el Pacto Verde Europeo.

Más hitos vendrán durante la Década Digital. La Ley de datos ayuda a crear una economía de datos justa, en la que las empresas y los ciudadanos europeos tienen más control sobre sus datos, y los gobiernos pueden hacer un mejor uso de los macrodatos en poder del sector privado en beneficio de la sociedad. Además, las nuevas normas sobre conjuntos de datos de alto valor en virtud de la Directiva sobre datos abiertos garantizan el acceso gratuito a determinados conjuntos de datos en toda la UE, por ejemplo, datos meteorológicos y de movilidad.

Contenidos relacionados

En detalle

Espacios comunes europeos de datos

Los espacios comunes europeos de datos pondrán a disposición más datos para su acceso y reutilización. Esto se hará en un entorno fiable y seguro en beneficio de las empresas y los ciudadanos europeos.

Computación en la nube

La Comisión Europea tiene como objetivo proporcionar a las empresas y a las autoridades públicas europeas acceso a infraestructuras y servicios en la nube seguros, sostenibles e interoperables.

Una estrategia europea de datos

La estrategia de datos se centra en poner a las personas en primer lugar en el desarrollo de la tecnología y en la defensa y promoción de los valores y derechos europeos en el mundo digital.